MÁLAGA rastros y mercadillos

Posted on 21/08/2010

3


En Málaga capital existe un rastro los domingos de grandes dimensiones (231 puestos), que arrastra la habitual polémica por su ubicación. Un problema de todos los rastros españoles. En las dos últimas décadas se ha celebrado al lado del estadio de la Romareda. Este rastro, llamado el de los Martiricos, se trasladará próximamente al Cortijo de Torres. Hay otro mercadillo en la Plaza de la Merced, los domingos, dedicado a coleccionismo de papel y filatelia.

Interesantes son los rastros que se celebran fuera de la ciudad. El más próximo y el mejor es el que se instala los sábados en Fuengirola, en el Parque Ferial. Es un rastro de “antiguedades” y también hay libros, dentro de la escasez de la zona. Sí abundan libros extranjeros. Fuengirola está a 30 km. de Málaga, en la Costa del Sol, y celebra este rastro en una inmensa explanada de cemento, el espacio destinado a la feria. Es una superficie tan grande que parece imposible se pueda llenar de puestos, y menos, en un pueblo. Al final, se terminan formando largas calles, que en el buen tiempo hay que recorrer con un sol inclemente. No hay comida ni ropa. Los precios son razonables. También en Fuengirola, en la estación de Los Boliches, hay un mercadillo filatélico y de coleccionismo de papel los sábados.

Estos rastros de la Costa fueron creados por extranjeros, que pedían permiso al ayuntamiento de cada pueblo para hacer su flea market de fin de semana, un motivo para deshacerse de trastos y verse con otros residentes. Con el tiempo se fueron agregando gitanos y otros vendedores con sus puestos, sobre todo de ropa. Tal es el caso de otro rastro que nos encontarmos siguiendo la Costa del Sol, el de Manilva. Aquí se repiten las características del anterior, pero en un espacio más pequeño. Está también instalado en el recinto de la Feria, sin sombras y bajo el sol malagueño. Acuden muchos extranjeros, como vendedores y compradores, a los que se han ido sumando comerciantes auctóctonos. Tiene dos zonas: la de las “antiguedades” y la de la ropa. En una zona descargan furgonetas con todo tipo de objetos, como si fuera una mudanza. Los vendedores son extranjeros y gibraltareños y los compradores, marroquíes buscando gangas. Respecto a libros, hay pocos. Mucho libro extranjero. Hay un vendedor inglés, residente en la Costa, que trae lotes desde Inglaterra, incluido libros.

En el resto de la Costa del Sol hay más mercadillos. como el de Benalmádena, los miércoles, el de Torremolinos, los domingos en el recinto ferial, o el de Marbella, los sábados, alrededor de la plaza de toros, al lado de Puerto Banús. Todos del mismo estilo que los anteriores, pero predominando la ropa. Donde hay más “antiguedades”, y por tanto posibilidad de libros, son los de Fuengirola y Manilva.

Arriba, rastro de Torremolinos (Málaga). Furgonetas y antigüedades: una “venus de milo” a 50 euros. Los libros no son muy abundantes.

.

Leer:

Rastro de Martiricos en Málaga

Rastro de Manilva (Málaga)

.

.

- Advertencia .- Algunas librerías citadas pueden haber cerrado o cambiado de ubicación en el momento de la lectura de esta entrada. Rogamos a quien conozca cualquier alteración, añada un comentario a este post. LANCE -

.

.

.

About these ads