LONDRES

Posted on 08/08/2010

0


El rastro más famoso de Londres, aunque no el mejor para libros, es el de Portobello Road en Notting Hill. Allí se dirige todo el mundo, un mercado de antigüedades muy grande, con más de 1000 comerciantes vendiendo antigüedades o algo parecido. Se celebra todos los sábados desde muy temprano, pero los comercios están abiertos durante toda la semana. En el largo trayecto hay varias librerías y en algunos puestos se pueden encontrar libros junto a los demás objetos. Así, en la misma calle de Portobello están Oxfam Books o Portobello Books, y alguna librería más por la zona, como Simon Finch. Merece la pena pasar allí una mañana de sábado, a pesar de los turistas y la poca abundancia de libros, pero es bueno consultar antes la localización de las librerías y su apertura, para no tener que andar mucho.

El otro gran rastro es el de Camden Market, que se celebra los sábados y sobre todo los domingos. Camden Market está compuesto en realidad por varios mercados que se encuentran en Camden Town, cerca de la esclusa de Hampstead Road en el Regent´s Canal. Es más manejable que el de Portobello, aunque también es grande y también se llena de turistas. Se pueden encontrar libros en la misma proporción que en Portobello.

Quizá más interesante es otro, el Bermondsey Market (New Caledonian Market), situado al sureste del Támesis. Este mercado se instala cada viernes y está especializado en antigüedades: artículos de plata, cristal, porcelana, libros… Abre desde las seis de la mañana. Es uno de los mercados favoritos de anticuarios y libreros.

Hay más rastros, para quien quiera apurar el mercadilleo londinense: el de Brick Lane, un mercadillo muy exótico, situado en el East End y con mucha ropa; el de Spitalfields, en Middlesex Street, antiguo mercado de fruta, en el que ahora se pueden encontrar puestos de todo tipo, algunos de ellos con interesantes muestrar de artesanía, joyas o ropa alternativa; el de Petticoat Lane, donde hay desde ropa a buen precio, hasta electrónica o libros, que se instala de lunes a viernes; y el de Greenwich, el Greenwich Market, que se abre de jueves a domingo, con objetos antiguos y de todo tipo.

Como se ve, puede uno pasarse toda la semana visitando mercadillos en Londres. Pero hay que tener cuidado con los cambios y alteraciones. Es mejor informarse en cúal se pueden encontrar más libros (preguntar en alguna librería de viejo) y así evitar perder el tiempo.

Un puesto de libros usados y cintas de video en Portobello Road

.

Southbank Book Market

Hay un mercadillo de libros diario, el de South Bank, bajo el puente de Waterloo Bridge, que quiere emular a los bouquinistes del Sena. Se abre por la mañana y está abierto hasta las siete. Son puestos llenos de libros usados y de segunda mano. Aunque no hay que esperar grandes hallazgos, es un sitio tranquilo al aire libre, donde echar la tarde sin miedo a la lluvia.

Southbank Book Market, bajo el puente de Waterloo.

.

Librerias

La zona de librerías de viejo conocida por todos es la de Charing Cross Road. Charing Cross está en pleno barrio turístico, cruza el West End de los teatros y pasa por el SoHo y Chinatown. Ya no está Marks & Co., la librería que hiciera famosa a la calle, lo que no evita que acudan los turistas, para desgracia de los bibliófilos, pues todo se enrarece y encarece. Es el sino del libro viejo en esta ciudad. A pesar de todo, casi todas las librerías usadas de Charing Cross cobran precios de librería de segunda mano. Están Murder One, la célebre librería dedicada a la novela negra, Koening Books, con mucho libro caro de diseño y fotografía, al lado de Blackwell’s. Acercándose a Trafalgar, hay un callejón peatonal más exquisito, Cecil Court, donde las pequeñas librerías tienen el nombre de sus dueños: P. J. Hilton, Tindley & Chapman, Peter Ellis, Nigel Williams, etc. Más que libreros se consideran “antiquarians” y cobran como tales. Aquí no hay libros en rústica, están encuadernados y algunos tienen autógrafo. Muy cerca está la famosa Foyles, que también merece una visita.

.

Leer:

– “LONDRES.- Una de las ciudades ineludibles en el comercio del libro antiguo. Hay establecimientos prestigiosos: Sims Reed, imbatible en vanguardias y libro ilustrado, del lado de Picadilly; otros más populares y de batalla en Charing Cross Road; algunos especialmente recomendables en la vecindad del British Museum; y muchísimos dispersos por los más variados barrios. Mi librería de viejo londinense preferida, Tindley and Chapman, está en el delicioso Cecil Court; es una librería acogedora y de precios, dentro de lo alto, algo más moderados de lo habitual. De ella proceden mis Exultations y Personae, de Ezra Pound. También he comprado allí algún raro boletín surrealista y el libro de poemas mallorquín de Charles Henri Ford. De Tindley and Chapman procede el mejor regalo de cumpleaños que recibí hace tres, la elegía apollinairiana de Walter Lowenfels, con cubiertas dibujadas por Yves Tanguy y editada en ciento cincuenta ejemplares, en el París de 1930, por The Hours Press…” (Mis librerías de viejo. Juan M. Bonet. Room 3 Bellver. Revista para buenos viajeros)

.

– “¿Mueren las librerías de viejo? ¿Se acabó el placer de hojear libros viejos en una librería de lance? ¿No hay libros?… No, no es que no se vendan libros: es un mercado de más de 60 millones de libras. Pero las librerías de la calle han pasado de 1.200 a 600 en 3 años aproximadamente. El motivo es el de siempre: Internet. Los libreros prefieren la comodidad on line. Y los compradores encuentran más gangas…” (Londres. Anthony Barnes en The Independent: Farewell then, second-hand bookshops)

.

Secondhand and Antiquarian Bookshops: Librerías de viejo y anticuarias en Londres. En The Book Guide se pueden buscar por distritos de la ciudad.

– Top 10 Bookshops in London una lista de las mejores librerías de Londres según Visit London. Hay librerías de todo tipo.

– London’s finest bookshops. The Guardian. Un artículo sobre las más bellas librerías de Londres, según The Guardian.

.

.

.

Anuncios
Posted in: 27 LONDRES