SEVILLA rastros y mercadillos

Posted on 25/08/2010

1


– El verdadero rastro de Sevilla es el Jueves, un mercado con historia y muchos años de antigüedad. Tiene el nombre del día de la semana en que se celebra. Se instala en el lugar tradicional, la calle Feria. Tuvo épocas mejores. Si llegamos entrando por la Encarnación, el ambiente bullicioso por los alrededores de hace años ya no se nota. Y luego, comenzando la calle Feria, nos encontramos puestos en el suelo en que se vende todo tipo de objetos, también algunos libros, aunque con aspecto de proceder de contenedores. Más adelante, en la plaza, donde están los anticuarios, la cosa se arregla un poco. Hay también dos mesas de libreros: una en la puerta de una librería que está en pleno Jueves y que se puede visitar. Todo libro usado y de segunda mano, nada de libro antiguo. Como ocurre en otros rastros, hay que ir temprano y revisar todos los puestos por si surge la sorpresa.

Una mañana de Jueves en los años 30, donde se estrecha la calle Feria. La abundancia de libros en el suelo, los carteles y legajos en el carro, testimonian una época dorada del rastro sevillano. Esta fotografía fue reproducida en uno de los carteles de la Feria del Libro Antiguo de Sevilla hace unos años.

.

– El otro rastro de Sevilla, olvidado ya el de la Alameda de Hércules, es el que se celebra los domingos en el Charco de la Pava, en lo que fueron aparcamientos de la Expo 92. Igual que en otras ciudades, el ayuntamiento ha alejado este mercado del centro, proporcionándole una superficie de cemento inutilizada en el extrarradio. Lo mismo que en los espacios de la expo de Zaragoza. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes: hay mucho espacio, pero es inhóspito, sin sombras (¡en Sevilla!) y sin transporte público adecuado. El Charco de la Pava es un rastro duro. La última vez que pasé había un campamento de rumanos adosado al rastro, ofreciendo al pie de sus tiendas las basuras recogidas en los contenedores y el espectáculo de los niños.

En este rastro de los domingos predominan las cosas usadas, aunque suele haber de todo, incluido mercado de fruta. Pero se libra de los innumerables puestos de ropa (el mercado de ropa se celebra en el mismo sitio el sábado). En este batiburrillo de cosa usadas, muchas sacadas de contenedores, surgen de vez en cuando puestos con libros, siempre en el suelo. No hay libreros, a los que parece no gustarles este rastro. Pero no hay que desdeñarlo: al contrario que en el Jueves, puede haber hallazgos interesantes en lotes frescos que aparecen sin revisar.

Arriba, señalado con rojo, la franja de cemento de los aparcamientos del Charco de la Pava donde se monta el rastro del domingo. A la derecha, arriba, el Estadio Olímpico de la Cartuja y debajo, la avda Américo Vespuccio.

– En Parque Alcosa se celebra un rastro o mercadillo los domingos por la mañana. El barrio Parque Alcosa está al este de la ciudad y el mercadillo tiene gran afluencia de compradores y de vendedores. Ultimamente la policía tiene problemas con los vendedores ambulantes se instalan desde fechas recientes en plena Avenida Emilio Lemos y en la calle Taiwán al estar inutilizable el emplazamiento original. Aquí se vende de todo, pero predomina la ropa , el calzado y alguna cosa más. No es fácil encontrar libros o herramientas. El problema de estos mercadillos nuevos es el aburrimiento, pues se acumulan puestos de gitanos y magrebíes vendiendo la misma ropa barata que compran en los mayoristas chinos.

– El domingo también se puede acudir a un mercadillo en el corazón de Sevilla, junto a la catedral, en la plaza del Cabildo. Es un rastro pequeño, con pocos vendedores, dedicado principalmente a filatelia y numismática. Tiene el mismo estilo que cualquier mercadillo filatélico español. Hay libros en algunos puestos y coleccionismo de papel, pero no mucho, todo dentro del gusto de librería anticuaria.

El Jueves, c/ Feria

El Charco de la Pava, Avda Carlos III /El Alamillo

Mercadillo Plaza del Cabildo

Una mañana de domingo en la Plaza del Cabildo, frente a la Catedral. Debajo de las arcadas se colocan los puestos de vendedores.

.

Leer:

La otra Feria. (Sin futuro y sin un duro). Una entrada describiendo el mercado del Jueves de Sevilla.

.

Retos y rastros de beneficencia.- Testimonio de un bibliófilo sevillano, que escribe con el apodo de “Jules Asimov”, sobre su búsqueda de libros por retos y rastros de beneficencia sevillanos. Aunque el texto no es muy reciente, creo que es valioso para el buscador:

“Finalmente existe una ruta más escondida que podemos hacer por diversas tiendas de reinserción social (Karen, Remar, etc.), que venden un poco de todo. Allí las capturas suelen ser muy baratas y heterogéneas (50 céntimos – 2 euros), y son los únicos sitios donde pueden encontrarse verdaderas gangas. Podríamos iniciar el recorrido un sábado, partiendo del mercadillo de la calle 8 de Marzo (antigua Av. Su Eminencia), y rastrear entre los puestos. No siempre hay libros, pero esporádicamente uno puede llevarse la sorpresa. Seguimos la ruta por la cercana calle Tarragona hasta llegar a la tienda de Remar. Aquí es fácil encontrar revistas, libros usados, descatalogados y de vez en cuando algunas piezas de los años 1920-1940. Si continuamos calle abajo podemos acercarnos a otra tienda similar en la esquina Marqués de Pickman con Ronda del Tamarguillo, con un surtido más reducido. Y hasta el otro extremo de la ciudad, en la Macarena, (C/León XIII) podríamos prolongar el recorrido por estas tiendas de ropa, muebles, y objetos viejos y usados. Este tipo de comercios generalmente no suele permanecer abierto mucho tiempo, pero aquí sólo mencionamos los que ya llevan abiertos varios años…” ( Aquí su entrada completa )

.

.

Advertencia.- Algunos de los mercadillos citados pueden haber cambiado de ubicación o de horario. Incluso pueden haber dejado de celebrarse. Rogamos a quien conozca algun cambio o alteración, añada un comentario a este post haciéndolo saber. LANCE

.

.

.

Anuncios