MADRID rastros y mercadillos

Posted on 04/09/2010

2


En Madrid hay dos grandes mercados al aire libre donde poder encontrar libros: el Rastro y la Cuesta Moyano. A pesar de su decadencia, siiguen siendo los lugares predilectos de los buscadores madrileños.

El Rastro.- Si vamos al Rastro un domingo por la mañana (aconsejable las 8 h) y comenzamos por la parte de arriba, saliendo del metro de La Latina o de Tirso de Molina, tenemos que dejar a un lado la estatua de Cascorro y la Ribera de Curtidores. Los puestos con libros comienzan en la plaza de Vara del Rey y continúan hacia abajo, torciendo a la derecha por Mira el Río Alta y por Mira el Río Baja, hasta llegar a la plaza del Mundo Nuevo, donde más abundan. En este trayecto no hay ningún lugar o puesto determinado de mas interés que otros, como puede ocurrir en la Cuesta Moyano, hay que ir revisándolos todos. Para el buscador habitual un simple vistazo sirve para saber si hay “novedades” o no.

Aunque el Rastro de hoy ofrece poco a un buscador selecto, la visita está justificada por el ambiente que ofrece este mercado, a pesar de que no se encuentre nada. Lo lógico es que al haber muchos puestos, siempre se termina encontrando algo. Quizás lo mejor sean las cajas o llos montones que alguna chamarilería saca a la puerta, donde se puede rebuscar con cierta ilusión de primicia. El resto aparenta ser algo sobado y sin interés, donde por cualquier libro amarillento piden demasiados euros. En el Rastro hay escasez: algunos vendedores del Mundo Nuevo se surten de libros a 1 euro ó 20 cts. en la Cuesta Moyano para venderlos aquí. El Rastro ha derivado en los últimos tiempos en un mercado muy cerrado, manteniendo un exclusivismo inútil y rechazando renovaciones, como las que traen puestos de ilegales y vendedores espontáneos, que hacen rastros paralelos en Embajadores (si los deja la policía).

Además de los domingos, también hay Rastro los días de fiesta, pero a escala menor. Hay menos puestos y algunas tiendas no abren. Pero algunos vendedores aprovechan para hacer limpieza y sacan cosas más baratas, donde se pueden encontrar sorpresas. Los días de diario se pueden visitar las librerías del Rastro (ver Madrid librerías), aunque no tienen mucho interés. Si en alguna tienda o chamarilería aparecen algunas cajas de libros, los vendedores quieren vender el lote completo y no permiten la selección del bibliófilo.

Un puesto de libros en la plaza de Vara del Rey. Son libros usados de reciente edición o libros actuales desechados por editoriales. Los libros antiguos son escasos. El librero alterna su venta en el Rastro con la venta por internet.

El Rastro. mapa

El Rastro (pág oficial del Rastro: historia, literatura, etc.)

El Rastro (Wikipedia)

.

La Cuesta Moyano.- La Cuesta Moyano es un mercado permanente de libros al lado del Jardín Botánico. Famoso por su antigüedad y con una historia de insignes buscadores, como Cansinos Assens o Pio Baroja, sigue siendo hoy un lugar donde encontrar libros antiguos, usados o agotados. Ahora se nota la escasez de libros y la influencia de la venta on line, que muchas casetas practican. Abundan restos de ediciones, best sellers y coleccionables de kiosco. Es un lugar agradable para pasear en primavera o en otoño, camino del parque del Retiro o de algún museo. Se compone de 30 casetas de madera, con la apariencia que tenían hace un siglo, gracias a las restauraciones municipales.

Se puede realizar un recorrido ascendente, empezando por el paseo del Prado, desde la caseta nº 1 a la 30. El interés se concentra en la nº 15, que está siempre rodeada de buscadores. Su éxito consiste en que el librero, A. Riudavets, renueva su mercancía continuamente, con un tablero económico (1 euro libro y sábados a 20 cts.). Hay también otros precios, pero la renovación diaria y la economía son las claves de su éxito. Adictos, libreros y vendedores de internet son sus clientes. También salen de aquí libros para vender en el Rastro. A partir de la nº 15, subiendo hacia el Retiro, hay algunas casetas de interés. En la nº 26 estaba la del difunto Berchi, hoy en manos de un joven vendedor. En definitiva, se puede decir que la Cuesta Moyano es la caseta nº 15. Hacia arriba hay algunas casetas que la complementan.

Cuesta de Moyano. (Metro Atocha) Horario ininterrumpido (en teoría) desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la noche. Muchas casetas no abren por la tarde (la nº 15 no abre, pero es la primera que abre por la mañana: 9.30). Cada librero tiene su horario particular y la mejor hora es la de las 10-11 de la mañana.

Otoño en la Cuesta de Moyano. Muy temprano, la caseta nº 15 se ve rodeada de bibliófilos y libreros que buscan primicias. En el tablero los libros suelen valer 1 euro y los sábados a 20 céntimos. Aunque ya no es como hace diez o veinte años, siempre se encuentra algo. El librero sabe lo que tiene que ofrecer para mantener un público fiel.

Cuesta Moyano. mapa

Cuesta de Moyano (Wikipedia)

.

Rastro de Tetuán.- En Madrid se celebra otro rastro los domingos en el barrio de Tetuán. Este rastro estaba situado hasta hace unos años en la calle Marqués de Viana, donde existían tiendas y chamarilerías que han ido desapareciendo con el tiempo. Ahora el rastro se monta en un lugar cercano, la Avda. de Asturias (entre las calles San Aquilino y Vía Límite). Si en otros tiempos fue un rastro con abundantes puestos de viejo, ahora es cada vez más un mercado de ropa, que incluye además un mercado de fruta y verdura. Los puestos de libros han ido desapareciendo. Como ejemplo del devenir de este rastro, un puesto de la década anterior con abundantes libros usados, el de Rufino, se ha convertido en parada de ropa. Tetuán sirve para el paseante que quiera descansar de las calles empinadas y estrechas del Rastro de Cascorro. Y comprar fruta.

Rastro de Tetuán. mapa

.

Otros.- El domingo, junto al Rastro, en la Plaza Mayor, hay también un antiguo mercadillo que se celebra en los soportales, dedicado a coleccionismo de papel, numismática y filatelia. En Chamartín hay un mercado de antiguedades. Se celebra un domingo al mes, en la avda. Pío XII, 6 (Parking de C.C. Alcampo interior/exterior). Hay muebles, pintura, objetos de colección, reproducciones, algunos libros…

.

Fuera de Madrid.- En Aranjuez, los domingos por la mañana, hay un mercadillo al lado del Rana Verde, o patio donde está la P. N.

.

Más.- Junto a los rastros y mercados habituales, se montan desde hace algunos años mercadillos espontáneos e ilegales, a los que acuden gente necesitada de vender algo y compradores desocupados en busca de cualquier ganga. Uno es un mercadillo “volante” cerca del Rastro, que se ubica donde puede y donde le deja la policia: al lado de la plaza de Embajadores, al final de la Ribera de Curtidores. En un ambiente de conocimiento entre vendedores y compradores, se colocan los pequeños puestos en el suelo, realizando las transacciones con rapidez ante el temor de la llegada de la policia municipal. Se venden toda clase de objetos, normalmente encontrados en contenedores de basura, incluido libros. Abundan los vendedores marroquíes. Hay comerciantes del Rastro y anticuarios que se dan un paseo, seguidores habituales y buscadores de gangas.

Otro se monta en Atocha por las tardes , cerca de la Cuesta Moyano, a veces en la glorieta de Carlos V, y está formado por los mismos vendedores espontáneos que por la mañana ponen su puesto en Embajadores. La labor de estos buscadores es de tener en cuenta, pues rescatan libros y papeles de contenedores y basuras, salvándolos de una muerte segura. Además de reciclar otros objetos.

Mercadillo ilegal en una calle de Embajadores (cerca del Rastro). Por la mañana, cualquier dia de la semana se reunen vendedores y compradores habituales que buscan gangas. El mercadillo suele durar muy poco, pues la policia municipal lo desaloja rapidamente. No tiene sitio fijo: en torno a la plaza de Embajadores o al final de la Ribera de Curtidores. Suele repetirse en Atocha por la tarde.

.

Leer:

El Rastro es un mercadillo de trapos (El Pais). Un reportaje de Esther Sánchez, que describe la decadencia del Rastro actual.

Locos por los libros raros y caros (El Mundo). Interesante reportaje aparecido en un suplemento de El Mundo sobre importantes bibliófilos y coleccionistas españoles, algunos dedicados a la política.

.

.

Advertencia.- Algunos de los mercadillos citados pueden haber cambiado de ubicación o de horario. Incluso pueden haber dejado de celebrarse. Rogamos a quien conozca alguna alteración, añada un comentario a este post haciéndolo saber. LANCE

.

.

.

Anuncios